La Provincia prepara un megaoperativo sanitario para evitar desbordes en la temporada 2021

Imprimir

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Ministerio de Salud trabaja a contrarreloj para afinar los detalles del operativo que busca evitar desbordes sanitarios en la temporada que comenzará el 1° de diciembre.

El Ministerio de Salud bonaerense, a cargo de Daniel Gollan, trabaja a contrarreloj para darle las últimas puntadas al operativo que intentará evitar desbordes sanitarios durante la temporada de verano en la provincia de Buenos Aires, que comenzará el 1° de diciembre.

Será un despliegue que durará cuatro meses, dado que el final de la temporada estival está previsto para el domingo de Pascuas (4 de abril de 2021), como parte de la estrategia de administrar la cantidad de veraneantes que recibirán los distritos turísticos de la provincia.

Para contener los posibles contagios por COVID-19 la cartera sanitaria bonaerense destinó cinco hospitales modulares con laboratorios móviles para la Costa Atlántica, de los cuales tres se emplazarán en Mar del Plata, otro Partido de la Costa y otro Villa Gesell.

En paralelo, se preparará la Unidad de Pronta Atención (UPA) instalada en Lezama, sobre la Autovía 2, equipada para que sea el principal centro de trauma con capacidad para atender y derivar a las personas que sufran incidentes de tránsito durante el viaje a la costa bonaerense.

Como parte del trabajo articulado con los municipios Salud también reforzará los planteles sanitarios en las guardias –que después de siete meses de cuarentena sufren un profundo agotamiento- se instalarán consultorios externos y se enviarán ambulancias de alta complejidad.

También se dispondrán unas 50 postas en playas y promotores territoriales formados por el Ministerio de Salud que recorrerán los balnearios para atender consultas de los turistas, y sumarán gazebos en la puerta de los hospitales, que funcionarán como centros de información y asesoramiento.

Como parte del trabajo articulado con los municipios Salud también reforzará los planteles sanitarios en las guardias –que después de siete meses de cuarentena sufren un profundo agotamiento- se instalarán consultorios externos y se enviarán ambulancias de alta complejidad.

También se dispondrán unas 50 postas en playas y promotores territoriales formados por el Ministerio de Salud que recorrerán los balnearios para atender consultas de los turistas, y sumarán gazebos en la puerta de los hospitales, que funcionarán como centros de información y asesoramiento.

En ese sentido, se pondrá en marcha el Servicio de Atención al Turista, que en esta oportunidad reforzará la logística con el traslado de personal médico del sistema de salud que se instalará en esos distritos, además de dar cobertura de las principales rutas de acceso a los balnearios durante la temporada.

Un párrafo aparte merece el operativo que se dispondrá para “accionar con rapidez con aquellos turistas que den positivo para COVID-19, los que serán evacuados hacia sus localidades de origen", para no sobrecargar los sistemas sanitarios de los destinos turísticos.

“Si los pacientes presentan un cuadro complicado y no pueden volver a los localidades de residencia serán trasladados a hospitales o quedarán bajo observación y monitoreo en centros de aislamiento montados en los municipios o en el domicilio donde se hospeden”, explicaron a Diputados Bonaerenses.

Uno de las tareas centrales será identificar los contactos estrechos de quienes den positivo para coronavirus, para lo cual serán clave los datos que los visitantes suban a la aplicación Cuidar Verano, que incluirán la cantidad de personas que viajaron, vínculo, lugar de residencia y tiempo de permanencia.

La cartera sanitaria que comanda Gollan pretende realizar ese trabajo de trastreo en no más de 48 horas, testear a la persona que tenga síntomas, confirmar el diagnóstico y buscar a sus contactos estrechos, para luego proceder al traslado a los distritos de origen o en su defectos disponer los aislamientos correspondientes.

Para cumplir con esos traslados, además de las ambulancias de alta complejidad con equipos sanitarios que se enviarán a la costa, Salud pondrá a disposición el helicóptero y el avión sanitario que la gestión de Axel Kicillof recuperó luego de llegar a la Casa de Gobierno.

En el objetivo de detección temprana también será importante, el apoyo del plan DetectAr que se llevará a cabo en todos los municipios de la Costa e irá a la búsqueda de casos sospechosos o positivos de COVID-19. Los operativos incluirán visitas caso por casa en determinadas zonas de alta densidad de turistas.

Por último, como trabajo con los intendentes se pondrá en pie en cada distrito turístico un Comité Operativo de Emergencia compuesto por un representante de los ministerios de Salud, de Gobierno y de Producción y Turismo de la Provincia de Buenos Aires, además de uno del gobierno local.

El trabajo de los Comités será el análisis permanente de la situación epidemiológica y de la capacidad de respuesta de los sistemas sanitarios. Queda por resolver los protocolos para poner un límite a los cupos de gente en las playas y delimitar pequeñas parcelas, con aros o hilos para cada grupo familiar.